mail

En estos tiempos que corren, con nuestras inseguridades respecto a los problemas medioambientales, sin saber si se nos viene encima WaterWorld o Madmax, muchos intentamos poner nuestro granito de arena en los pequeños gestos del día a día.

¿y esto qué tiene que ver con el Shou sugi ban?.

Proceso. “Shou sugi Ban“.

La relación entre el cuidado de los bosques y el Shou sugi ban viene de mano del artista Iñigo Manglano-Ovalle, con su exposición Black Forest. Despierta en nosotros la idea de aplicar una ancestral técnica que nos dejó impactados y vincularlo con la protección de los bosques. Este 2017 se ha convertido en un año negro en lo referente a incendios, además de los recientes sufridos en Galicia, Asturias y León, debemos sumar el del Parque de Doñana.

Esto no solo afecta a nuestro paisaje, sino también a cientos de especies protegidas y es por ello que las medidas que debemos tomar son acuciantes.

“La escultura del fuego”.

Los dos grandes cubos de madera carbonizada. Museo de la Universidad de Navarra.

“El carbón como medio expresivo para criticar el estado de los bosques”.

Hablamos de Iñigo Manglano Ovalle, un escultor español que con Black Forest, basada en la obra del filósofo alemán Heidegger “Construir, Pensar y Habitar” y su cabaña en la Selva Negra, hace hincapié en temas tan importantes como la explotación de la naturaleza y la deforestación para hacer una crítica a través del carbón como medio expresivo.

En este caso, esta exposición consta de dos cubos cubiertos con madera de pino radiadas y después carbonizadas utilizando la técnica de shou sugi ban junto con dos grandes fotografías impresas con tinta de pigmento carbón, siguiendo con el hilo conductor de toda la obra. Esto nos hizo llegar a la conclusión de que una técnica bien aplicada podría ser un medio para extrapolar está escultura a un producto de uso diario, como un manillar bullmoose. Así, llevamos la teoría a la práctica.

La segunda parte de la obra son dos fotografías impresas en tinta con pigmento carbón. Museo de la Universidad de Navarra.

“Gracias a esta capa de carbón generada, la madera puede resistir al tiempo y a los imprevistos climatológicos.”.

Esta técnica procede de Japón (por si la sonoridad del nombre no da suficientes pistas) y permite crear una capa exterior de madera carbonizada de muy pocos milímetros. El acabado es de un gris muy intenso, casi negro, con un brillo que por zonas torna plateado. Gracias a esta capa de carbón generada, la madera puede resistir al tiempo y a los imprevistos climatológicos. La exposición de Iñigo Manglano-Ovalle nos inspiró para investigar sobre a este milenario arte japonés, (también conocida como Yakisugi), que permite conservar la madera del paso del tiempo sin la necesidad de ningún producto extra para proteger la madera.

Tradicionalmente se aplicaba a suelos y paredes de cedro japonés, pero nosotros, fieles a nuestro compromiso de utilizar sólo maderas autóctonas utilizamos madera de fresno. Tras el fuego se deja enfriar, se lija para conseguir el acabado veteado yse limpia. En la técnica original se le aplica un aceite natural, nosotros aplicamos cera de abejas, para conseguir un técnica totalmente ecológica, ya que no utiliza ningún producto químico como barnices o aceites.

Además de ser un acabado que protege la madera, el Shou Sugi Ban es utilizado por su estética.

Ahora ya sabes un poco de donde viene la idea de nuestra línea Hulla, de la técnica shou sugi ban y del autor de “Black Forest”. Un camino que ha llevado la crítica de su obra a un producto que utilizas todos los días para dirigir tu bicicleta. De este modo, te aseguramos que el producto tenga una durabilidad extrema, que resista el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas y, por supuesto, que no envejezca. La mejor técnica para un producto tan especial como el propio arte ciclista.

La moraleja de Hulla es que si no conservamos los bosques, el único formato en que podremos ver madera será en formato “hulla”, un carbón mineral procedente de sedimentos vegetales, algo así como fósiles de árboles. Destinamos el 15% de Hulla a WWF para el cuidado y la protección de los bosques contra los incendios.

Un manillar que trata de visibilizar la crítica una obra de arte a un producto de uso diario. HULLA100.

“Inspirados por Manglano-Ovalle lanzamos la edición especial Hulla de nuestro manillar Bullmoose”.

El Shou sugi ban como técnica y el carbón como medio expresivo. HULLA70.