mail

Los propósitos de año nuevo se suelen quedar en planes bien intencionados, la rutina nos pone en nuestro sitio si no hemos elegido algo que nos guste de verdad. Te proponemos un plan mejor que toda dieta detox que se te ocurra.

Vamos a ser sinceros, estas navidades te has pasado con los canapés y las cenas de navidad. ¿Cómo vas a perder peso sin pisar un gimnasio y sin tu zumo detox? es aritmética básica si quieres quemar lo que te sobra, sin prisas y disfrutando cada minuto de tu vuelta a la calma, comienza a desplazarte en bici en tus trayectos diarios. Somos bicifílos ¿que solución creaías que te íbamos a dar? sabemos por nuestra propia experiencia que los kilitos de navidad se quedan en la calle pedaleando, sólo con unos sencillos pasos que te ayuden a ser consciente de lo que estás consiguiendo.

Los hábitos que tenías el año pasado. Los simpsons.

1. Comienza con buen pie, pon tu bici a tono.

Así con una perspectiva un poco Zen, préparate para el primer día que vas a montar en bici. Si hace tiempo que ni la miras, necesitará una puesta a punto en algún taller cercano, revisar cadena, frenos, cambios (si los tienes)… si no la tienes tan olvidada límitate a limpiarla un poco e inflale las ruedas, las bicis son muy agradecidas si todo funciona bien, la experiencia será mucho más gloriosa.

El primer día puedes probar una ruta para la ida y otra para la vuelta, ve cambiando como llegar al trabajo, así la sensación de que estás dando un paseo en bici es mucho mayor. Podrás ver diferentes zonas de tu ciudad en un mismo día, igual te encuentras a alguien que conoces o te fijas en una casa que en tu vida habías visto, en tu cabeza pronto cambiará la imagen que tienes del camino al trabajo y eso ya es un paso importante.

Comienza con buen pie, pon tu bici a tono. En la foto: Contini Record clásica con manillar de madera Euler.

2. Lo que no se mide no se puede mejorar.

Es recomendable, sobre todo al principio, controlar la distancia que recorres al día y el tiempo que has tardado en recorrerlo. Hay mucha gente que necesita tener objetivos para que las excusas, tipo es que esta tarde tengo que ir al supermercado, hoy hace mucho frío o es que no tengo ropa que convine con mi bici te afecten. Hay muchísimas aplicaciones que te pueden ayudar con este tema, si tienes Android con una versión de menos de dos años por defecto tendrás la aplicación Fit. Si ya montas en bici puedes seguir usando Strava o Endomondo. Te dirá la distancia recorrida al mes, el tiempo que empleas en recorrerlo. No es que estés entrenando para la Quebrantahuesos pero la motivación por un objetivo mensual te puede ayudar a coger el hábito.

3. Señaliza, Respeta y hazte respetar.

El entorno no es tan hóstil como te podría parecer, poco a poco irás encontrando tu sitio. Recuerda que tienes tantos derechos como cualquier vehículo, pero también los deberes. Lleva luces, señaliza los giros, respeta y hazte respetar. Hazte respetar pero ten en mente que eres el débil en casi todas las situaciones, así que disfruta de tu camino, pero está pendiente de todo lo que pasa a tu alrededor. Las estadísticas están de tu parte desplazarse por ciudad en bici es más seguro que en coche (sí, han tenido en cuenta el número de trayectos en los dos medios).

Si estás acostumbrado ir en bici en grupeta, montar sólo es más o menos igual, sólo que eres menos visible. Si cuando ruedas en grupo vas pendiente del tráfico, yendo sólo tienes que poner un extra de atención.

Señaliza, respeta y hazte respetar. En la foto: Brompton con manillar de madera Euler.

4. La bajona no perdona, pon guapa a tu bici.

Cuando le estás pillando el tranquillo a eso de moverte en bici, tu cuerpo intentará sabotearte con imágenes mentales del asiento calefactado de tu coche. Si ese momento llega, cómprate un timbre, cambia alguna pieza o simplemente dedícale un tiempo a mejorar tu bici. Gestos sencillos como inflar las ruedas, pulir un poco la pintura y engrasar la cadena, hacen que la sensación de montar en bici mejore, eso hará que la “llama del amor” se mantenga viva y te ayudará a pasar este bajón. Si resistes esa pereza y ese sigues moviéndote en bici te alegrarás de haberlo decidido.

Recuerda cuando eras pequeño y tenías zapatillas nuevas. Ese día ibas al colegio más motivado, te despertabas antes y las ganas de lucirlas hacían que te vistieras a toda prisa, (aunque esperabas que algún gañán te las pisase llevado por la envidia pura). Eso mismo pasa cuando tienes tu bici a punto, sin ruidos molestos y justo como a ti te gusta que esté.

La bajona no perdona, pon guapa a tu bici. En la foto: Cinelli mash con manillar Edición especial Hulla100.

5. Resultados de utilizar la bici para moverte por ciudad.

A corto plazo lo primero que vas a notar es que de repente tienes más cash para esas vacaciones que te has propuesto para este año. Según 20minutos (en una tabla elaborada por Automovilistas Asociados Europeos) si tu coche es de gasolina vas a ahorrar 4,4 €/día y si es de gasoil 2,93€/día. Si eres de esos que trabaja 5 días por semana vas a ahorrar  22€/semana y 88€/mes (14,65€/día si tu coche es de gasoil y 58,6€/mes). Sigue multiplicando y verás que en nada se te pone en un pico. Otro efecto inmediato es que llegarás al trabajo más activo, más despierto y aunque suene a topicazo, de mejor humor.

A largo plazo no sólo habrás recuperado tu peso anterior a la anarquía navideña sino que podrás mantener tu peso a la vez que sigues ahorrando dinero, igual ahora por fin puedes permitirte fumar o irte de viaje más allá de Torremolinos.

Un ejemplo práctico: para un trayecto por ciudad a tu centro de trabajo pueden ser unos 5 km. Según el omnisciente Google en Valencia tardarías 15 minutos hacerlo en coche y 18 en bicicleta.  A parte de los 3-4,4€/ día que te ahorrarías una persona de 1,80 y 71kg consumiría 200 calorías diarias gracias a este paseito en bici. Son 200 calorías que restas cada día por lo que en un mes podrías haber consumido 4000 calorías sólo yendo en bici a trabajar.

“consume grasa y hace dinero vs consume dinero y hace grasa”.