mail

¿No te da miedo qué te roben esa bici? muchos (por no decir todos) los invertimos en una bicicleta ya sea para movernos por ciudad o para salir de ruta hemos escuchado esta pregunta. La respuesta te pone mal cuerpo, porque lo has pensado más de dos veces, pero desde luego no va a ser una razón para ir con hierro infame por la calle.

Según el Observatorio de la bicicleta el miedo a que te roben la bici en la calle es una de las principales razones para no utilizar la bici como medio de transporte, (el primero es el miedo a verse envuelto en un accidente con fatales consecuencias). Según estas mismas estadísticas, el miedo a un accidente es completamente irracional ya que las cifras dicen que es más probable tener un accidente yendo en coche que en bici (lo de que hay más coches ya lo han tenido en cuenta 😉 ), sin embargo el miedo a que te roben la bici en la calle es algo fundado en la experiencia de muchos.

“…el miedo a que te roben la bici en la calle es una de las principales razones para no utilizar la bici como medio de transporte”.

Campeonato Europeo de robo de bicicletas (welovecycling).

Los trucos para robar bicis ya no son secretos (advertencia ese canal de Youtube está vigilado por el FBI seguro).

“Le ley del 10%.”

Lo primero a tener en cuenta es que no es tu culpa, tu puedes dejar tu bici donde te parezca mejor y durante el tiempo que quieras, siempre que no entorpezcas ni molestes a otros humanos, pero el mundo no es perfecto y hay un mercado enorme para tu bici.

Ante este panorama, hay una cosa que es de sentido común no compres el candado por ser gordo. Aunque la cadena tenga una pinta brutal, la mayoría no necesitan ni cortarlas porque el cierre es de risa. Entonces, ¿cuánto me tengo que dejar en el candado? es de dominio público que el coste del candado tiene que ser el 10% de lo que te costó la bici. Es una norma para no racanear después de haberle dejado a Cinelli más de 1000 euros por tu bici.

El valor emocional es más difícil de medir. Tu bici es muy importante para tí, has elegido marca, modelo, bielas, frenos, sillín y hasta la cinta del manillar, todo para que esté hecho a tu imagen y semejanza. También puede que fuera la bici con la que competía tu padre, sea cual sea el caso si vas a dejar la bici en la calle, aunque sean 5 minutos compra un candado en condiciones.

No compres el candado por gordo, busca una marca respetable que de seguridad.

No compres el candado por gordo, busca una marca respetable que de seguridad.

“La escala de Kryptonite Tiempo & Ruido.”

“Si algo no se rompe es porque no estás haciendo suficiente fuerza” así sin más, cualquier ingeniero te lo puede decir, no existe el material irrompible, existen materiales que no fallan en determinadas condiciones.

En los candados los materiales están muy lejos de ser irrompibles. Serán mejores o peores dependiendo de las herramientas y el tiempo que necesitas para romperlos y esto puede poner nerviosos a los ladrones. En el fondo es sólo cuestión de tiempo y ruido. Si dejas suficiente tiempo la bici en un sitio donde se puede hacer ruido sin que nadie les moleste estás perdido.

La marca de candados para bicicletas Kryptonite te ayuda a seleccionar cual de sus productos se adapta más a tus necesidades y lo ponen en una escala de 1 a 10:

No hay que subestimar la motivación de un ladrón decidido a robarte tu preciada bici, ni el candado más resistente de Kryptonite no es inmune a una radial utilizada por el brazo firme de un ladrón con tiempo y sin que nadie les moleste, por eso que te roben la bici es sólo cuestión de tiempo y ruido.

Incluso el candado con la mejor valoración de Kryptonite se puede cortar si te dejan tiempo.

“Yo no la dejaría en el Garaje”.

Desde tu perspectiva puede parecer que en el trastero o en el garaje tu bici está a salvo, pero se dan todas las condiciones que hacen que un ladrón pueda pagarse un viaje a Cancún vendiendo tu bici.

Hay que ser realista: no conoces a todos los vecinos de tu finca no sabes que plazas del garaje están alquiladas ni cuanta gente entra y sale por la noche, así que si ves alguien desconocido, le das las buenas noches y te subes a casa. Los gañanes lo saben así que pueden andar por tu garaje como Pedro por su casa, tienen todo el tiempo del mundo para buscar una bici, ver como está asegurada y darle caña hasta que la pueden sacar.

En una entrevista de The Guardian (traducida por EnbiciporMadrid) a un “ladrón de bicis profesional” nos cuentan los trucos y en qué se fijan para que no caigamos en esos errores y estemos pendientes de las señales que hacen que nuestra bici se convierta en un blanco perfecto para un robo rápido. Nos quedamos con la conclusión del propio “ladrón retirado”.

Las bicis caras hay que subírselas a casa… Los ladrones también se fijan en las bicis caras que aparcan en el mismo sitio con regularidad. Para quien deje su bici fuera muchas horas, lo mejor es que tenga una bici alternativa más barata”. 

“Las bicis caras hay que subírselas a casa”

Si tu bici es cara o la quieres mucho, siempre mejor en casa. Devuelve el sitio que se merece con Cova.

En la mayoría de los casos esa “prohibición” de tu vecino no es definitiva, siempre tu bici mejor en casa.

Resumiendo▸

  1. Ata tu bici siempre, aunque pares un minuto es posible que te tengan echado el ojo y no te has dado ni cuenta.
  2. No dejes de usar la bici por miedo a que te la roben, se prudente, átala siempre en zonas por donde pase gente y permanece atento si algo te parece sospechoso.
  3. Aplica la ley del 10%, aunque la cadena sea gorda, es como mantequilla para la herramienta adecuada.
  4. Cómprate el candado que mejor se adapte a tus necesidades, si dejas la bici todo el día en la calle en un callejón oscuro, no la ates con una goma del pelo, necesitarás buen acero de barcos.
  5. Si tu bici es muy cara o le tienes más cariño que algunos de tus amigos SÚBETELA A CASA, no te arriesgues porque en los garajes se producen la mayoría de robos de bicis.